El Florista

El Florista ocupa el espacio de una antigua droguería, reconvertida primero en tienda de comics y finalmente en floristería.  Se ubica en el corazón del Barrio de las Letras, uno de los más carismáticos de la ciudad debido a su vinculación con la historia de Madrid y con la literatura del Siglo de Oro.